Acerca de…

aro-y-marcos

No hay una empresa detrás, sino dos personas: Álvaro y Marcos. Un ilustrador con ganas de compartir dibujos que buscan sonrisas y un ingeniero con ganas de catapultar esa intención. Marcos, como su mismo nombre indica, busca enmarcar los “buenos días” en una aplicación con alma.

Todo surgió de la manera más natural: Marcos y Álvaro se conocen en un espacio de coworking y se caen estupendamente. Álvaro enseña su proyecto de “buenos días” a Marcos y a éste le gusta mucho, aunque luego son engullidos por el día a día. Marcos deja el espacio, y comienza a trabajar para una empresa a full-time, pero el veneno de los “buenos días” se lo lleva inoculado.\n\nA Marcos no le va mal, como no puede ser de otra manera, contando que es un buen tipo, cabal y súper profesional, pero a pesar de eso le siguen rondando los “buenos días” por la cabeza. Comienza a pensar en que no sólo de nómina vive el hombre. Que necesita hacer algo que tenga sentido por sí solo, con la única idea de compartir buen rollo.

Entonces Marcos no aguanta más y, pasado un año de su salida del espacio, llama a Álvaro y le dice: “¿Te acuerdas de mí? Soy Marcos, Marcos Cobeña. He estado pensando en tu proyecto y podríamos hacer una app. No es exactamente lo mío, no tengo lo que se dice mucho tiempo, pero reviento de ganas por hacerla. ¿Empezamos?”

A Álvaro se le ilumina la cara. Es feliz con todas sus consecuencias. ¡Alguien que piensa como él! No existen las casualidades sino la causalidad. ¡Viva el coworking! ¡Viva la sinergia positiva! Y, esperemos, que Uds. también digan:

Viva esta aplicación!

Con mucho amor, y humor

Sevilla (Andalucía, España)

Comments are closed.